El uso del voltímetro en el barco

El uso del voltímetro en el barco

El voltímetro es un accesorio que nos permite rastrear la cantidad de energía que pasa por el sistema eléctrico de un barco. Además, es un aparato que nos ayuda a determinar si la batería está funcionando de forma correcta. De esta manera, se convierte en un elemento fundamental para el buen funcionamiento de las instalaciones eléctricas navales.

¿Cuál es la información que nos ofrece?

La presencia de un voltímetro en una embarcación o un buque nos va a ayudar a identificar problemas potenciales con la batería. Problemas que, si bien pueden parecer leves en un principio, podrían provocar fallos importantes de energía una vez estemos en el agua. Y, en estas situaciones, resultarían más difíciles y complejos de solucionar.

Todo voltímetro para el barco viene con tres cables diferentes: el cable trasero de tierra, el cable de alimentación rojo y el cable blanco que ilumina el voltímetro.

Es muy importante colocar el voltímetro en un lugar del barco que sea fácil de ver. Muchas embarcaciones lo llevan en el salpicadero y, especialmente, en el volante del barco. Así no tendremos que retirar la vista del mar para consultar la información.

La información que nos suministra el voltímetro irá en función del tipo de embarcación y de la batería que esté utilizando. Una lectura del voltaje de más de 14.5V mientras el barco está en marcha o de 12.2V en circuito abierto indica que hay algún tipo de problema con el sistema de carga del barco.

Las instalaciones eléctricas navales suelen tener en cuenta la instalación del voltímetro en el barco.